No obstante, en el RX4 denota su mayor espíritu campero que el del Honda HR-V por la ubicación de la rueda de repuesto. Como si se tratara de un todoterreno clásico, en el modelo francés el quinto neumático deja su alojamiento interior para pasar al exterior y se fija en el centro de la puerta trasera dentro de un cofre específico.

En el concesionario de Renault Argentina se podrán encontrar todos los modelos y también autos usados para apreciar el confort y su diseño.

En el caso del vehículo de Honda esta situado bajo el piso del maletero.

Además, el Renault es más grande en tamaño -el RX4 mide 4.444 mm. de largo por 1.785 de ancho y 1.730 de alto, contra los 4.110/1.695/ 1673 mm del HR-V-, lo que hace que el modelo de la marca del rombo ofrezca un interior con más espacio para pasajeros y equipaje. En el caso del maletero, es ampliamente superior en el modelo francés, mientras que en ambos casos cuentan con prácticos huecos portaobjetos.

Y en este apartado vuelve a ser nueva mente superior el RX4, con una capacidad que si se suman la de todos los que equipa alcanza los 110 litros, los mismos que ofrece el maletero del legendario Mini.

Tanto el RX4 como el HR-V cuentan con una carrocería de cinco puertas, lo que facilita el acceso a un habitáculo amplio en ambos casos, pero más versátil en el modelo de Renault, que no pierde con respecto a sus hermanos de asfalto sus cinco plazas independientes. En el caso del Honda, también puede albergar en su Interior cinco personas, pero la configuración de los asientos traseros es para que vayan cómodos solo dos.

Lo que si destaca en ambos casos es el puesto de conducción, de posición semielevada y transmite sensación de dominio en todo momento, sobre todo en carretera y con muy buena visibilidad. Además, en los dos casos todos los mandos están bien situados y posee un tablero de fácil lectura y con la información precisa.

En el HR-V por medio de un embrague multidlsco y en el RX4 por un viscoacoplador con sillcona que por cambios de temperatura bloquea o libera los discos que activan o desactivan la tracción trasera, variando la proporción de par disponible para eje trasero desde el 35 al 75%.

En cualquier caso y en los dos modelos se hace de forma automática, sin que tenga que hacer nada el conductor y con ausencia de diferencias solidariamente. Esta circunstancia es buena para la propia tracción del vehículo pero negativa para su estabilidad, sobre todo si la superficie por la que se circula no está lo suficientemente deslizante, dado que en este caso el vehículo se muestra demasiado subvlrador (se va de morro). Como es el caso del HR-V y RX4.

http://www.autos-antiguos.com/blog/2011/11/renault-scenic-rx4/