La marca del rombo, Renault, ha logrado hacer 87 millones de euros de beneficio a lo largo de los seis primeros meses del año. Y eso, para los analistas del sector, es una gran noticia, pues con toda la caída del mercado europeo, y la dependencia que tiene en el mismo la casa francesa, complicaba su existencia. Prueba del problema la da el resultado de PSA, que ha perdido más de 600 millones de euros en el mismo periodo de tiempo.

Renault, que trabaja a destajo para deslocalizar sus ventas en Europa y depender de una cartera de clientes mejor repartida por todo el globo, consiguió facturar 482 millones de euros, con una caída del 23% respecto al mismo periodo del año pasado.

Los franceses siguen en sus trece con lograr superar en cifras absolutas de ventas (por unidades) lo logrado en 2011, aunque con un mercado europeo en fuerte contracción, la tarea se antoja hercúlea. En todo caso, con que logren superar el ejercicio sin perder dinero ya podrán darse con un canto en los dientes.

El plan de acción del equipo de Carlos Ghosn a medio plazo, además de por el crecimiento en mercados fuera de Europa, pasa por lanzar dos líneas de producto bajo las marcas Alpine (deportivo) e Initiale Paris (coches premium). ¿Cómo responderá el mercado a ambos desafíos?

Precio de Seguros

Los Renault deben asegurarse para que la empatía que generen con el entorno sea de confiabilidad para la conductora o el conductor y para peatones y el contexto inmediato.

Fuente: http://www.renault.net.ar/renault-latitude/