a

Antecedentes

El segmento de camionetas pequeñas tuvo su auge algunos años atrás pero ahora se está renovando con productos como éste y la nueva generación de la Ecosport que llegará más adelante.

En el concesionario de Renault Argentina se podrán encontrar todos los modelos y también autos usados para apreciar el confort y su diseño.

Renault Duster de una forma u otra ocupa el lugar que Scénic contaba hace ya varios años y posiciona a la marca dentro de un segmento que ha sido olvidado en los últimos meses y lo hace con una agresiva propuesta de precios. De esta forma, cuenta con más versiones y un precio menor que sus competidores directos, Ford Ecosport y Jeep Patriot.

A diferencia de Scénic, cuya plataforma derivaba del Mégane, Duster parte del desarrollo del Sandero y Stepway de la submarca de volumen del grupo, Dacia.

Características técnicas y mecánicas

La versión que probamos fue el tope de gama, la Dynamique con transmisión automática que tiene bajo el cofre un cuatro cilindros 2.0L de aspiración natural con una potencia de 133 Hp y 142 Lb-pie de torque. Está acoplado a una transmisión automática de cuatro velocidades (en las versiones manuales, es de cinco relaciones) y la tracción –en todas las versiones- se manda al eje delantero.

El sistema de frenos, sorpresivamente utiliza tambores en el eje posterior y discos adelante.

Las medidas del Duster son: 4,315mm de largo, 1,822mm de ancho sin espejos, 1,690mm de alto y 2,673mm de distancia entre ejes, así que es bastante más grande que el Sandero en el que está basado.

Interior

En materia de diseño, los interiores del Renault Duster 2013 son bastante atractivos, es en cuestión de materiales que sí se nota una baja en la calidad. El ensamble de las partes se siente robusto pero algunas rebabas en las juntas, plásticos duros y brillosos opacan el buen trabajo de diseño exterior y propuesta que es este producto.

Está bien equipado, con dirección hidráulica, aire acondicionado, banca trasera abatible 60/40, seguros eléctricos, cristales eléctricos (atrás manuales en otras versiones), toma de corriente de 12v en la parte delantera, computadora de viaje, vestidura en piel (opcional en versión Dynamique); sistema de sonido con cuatro bocinas, controles de audio en volante, AM, FM, CD, MP3, entrada USB, auxiliar y conectividad Bluetooth.

Finalmente, en cuanto a seguridad se refiere, encontramos bolsas de aire para conductor y pasajero (sólo para el conductor en versión Expression) y cabeceras para las cinco plazas mientras que en la parte electrónica, los sistemas ABS (sistema antibloqueo de los frenos), EBD (distribución electrónica de frenado) y AFU (frenado de emergencia) se encargan de evitar un accidente dentro de las posibilidades de los mismos.

Manejo

La posición de manejo se encuentra fácilmente gracias a los múltiples ajustes del asiento (en la versión Dynamique es regulable en altura) y de la altura del volante. Lo que sí es que aunque el asiento del conductor se puede mover verticalmente, la posición más baja resulta bastante elevada lo que da la sensación de estar en un vehículo mucho más grande, algo que finalmente se busca en este tipo de “camionetas”.

El motor es bastante potente con sus 133 Hp y 141 Lb-pie de torque, sólo que los 1,794 Kg –versión automática- le restan agilidad al acelerar. Si a esto le sumamos las cuatro relaciones –largas- de la transmisión automática, obtenemos números de 0 a 100 Km/h de más de 12 seg y una velocidad máxima de 177 Km/h.

La dirección no ofrece gran comunicación de lo que sucede debajo de las ruedas, pero tampoco es lo que se busca en un auto de este tipo. Sin embargo, una vez tomándole confianza, se puede tomar curvas a buena velocidad, ofreciendo buen agarre sin llegar a tener tintes deportivos.

Algo que nos sorprendió es el consumo de combustible, que es bastante respetable para un auto de este tamaño y sobre todo con ese peso pues para exprimir mejor la respuesta del acelerador, hay que presionarlo más de lo que hubiéramos querido –tomando en cuenta que queríamos controlar mejor el consumo, pero con todo y esto el Renault Duster 2013 no consumió excesivamente.

La respuesta de la caja automática es bastante lenta y en algunos casos puede patear, algo que nos dejó con un sabor de boca no muy bueno.

Conclusión

El nuevo –o la nueva- Renault Duster 2013 es un producto bastante completo, si bien cuenta con algunos detalles que no nos agradan del todo como la calidad de los plásticos interiores y la transmisión automática, el rango de precios es muy atractivo y sobre todo, por debajo de sus competidores directos. El slogan de la campaña bien dice que es la primera “camioneta” que puedes comprar y eso es completamente cierto, pero sobre todo, sí creemos que es superior a sus competidores en las versiones que actualmente se comercializan.

http://www.renault.net.ar/renault-duster-2013-a-prueba/