El francés Thierry Koskas asumió el 1° de septiembre la conducción de las operaciones de Renault en Argentina y llega con un nuevo desafío según sus palabras. “Volver a posicionar a Renault en el liderazgo”, y llevar adelante el lanzamiento de la renovación de uno de los productos claves para la firma del rombo como el Clio que ganó la denominación Mio y un nuevo replanteo en materia de posicionamiento en el segmento de los autos de entrada.

Nacido en Francia en 1964, Koskas es graduado de la Escuela Politécnica e Ingeniero y es conocido en el ámbito de la industria como el “padre de los autos eléctricos de Renault”. En medio del proceso de reconocimiento de las nuevas funciones y el mercado, el directivo se presenta con calma y lejos de la polémica. En el marco de la renovación del compromiso de la Fundación Renault con Conin, Koskas dialogó con TiempoMotor sobre los desafíos de la industria, la firma, los eléctricos y la novedad que se sumará el 28 de noviembre.
TM- ¿Cómo ve el comportamiento del mercado para este año y proyección 2013? TK- Estimamos cerrar el año un poquito por arriba de las 800.000 unidades y para el año que viene no vemos tanto cambio a nivel del mercado. Prevemos en torno a los 800.000 autos. Entonces no tenemos ningún miedo o dudas sobre el mercado que vamos a tener el año que viene.
TM – ¿Cómo se posiciona Renault en ese escenario? TK – Este año vamos a alcanzar más de 14% de participación. A fin de septiembre estamos en el 15%. Para el año que viene no vamos a dar cifras, pero nuestra ambición es crecer en este mercado. Este año hemos ganado más de un punto de participación y con el nuevo modelo y otros que vendrán el plan es crecer. En producción no va a ser tan distinto.
TM – En materia de producción el comportamiento fue mas desparejo y tuvieron varias dificultades este año. ¿Cómo manejan los parates y cómo previenen las externalidades para el año próximo? TK – Creo que lo hemos hecho bien este año. El año que viene lo que va a cambiar un poco es que tenemos un nuevo modelo, el Clio Mio. A nivel de la producción tenemos mucha esperanza en la exportación con este modelo que va a ser superior al Clio que tenemos en este momento. No vamos a dar cifras pero pensamos exportar más el año que viene con respecto a este año. Vamos a continuar trabajando en dos turnos.
TM- ¿Y las paradas? TK – Debido a las dificultades con nuestros proveedores, por razones de logística, tuvimos que parar la fábrica. Logramos compensar cada una de las paradas trabajando los sábados. Trabajamos mejorando el flujo y no creo que tengamos paradas hasta fin de año. La Industria trabaja con niveles de stock muy bajos. Esto nos permite trabajar y no contar con un capital de trabajo muy alto pero obviamente tomamos riesgos.
TM – ¿Con el nivel actual de dólar se puede exportar? TK – No digo que es fácil. Nuestro principal mercado de exportación es Brasil con un 95% de participación. Es una realidad que nos enfrentamos como otras terminales, pero creo que se puede. A Brasil se puede. Es imprescindible que la industria no sólo trabaje para el mercado local sino también para la exportación. El mercado brasileño es cinco veces más que el mercado argentino, entonces los mayores niveles de nuestra industria pasan por la exportación.

TM- ¿Ese plan exportador cómo convive con costos en alza y dólar estable/bajo (según otros colegas de la industria)? TK – Tenemos las previsiones para 2013 y creemos que se puede exportar. No es fácil, podríamos tener condiciones más favorables. Para hacer esto tenemos que hacer mucho esfuerzo tanto a nuestro nivel como de los proveedores. No tenemos nada que decir sobre el tipo de cambio, es algo que tomamos como un hecho y es la realidad. La inflación también la tomamos como un hecho y entonces debemos trabajar con este tipo de realidad. Hacemos muchos esfuerzos para exportar y lo hacemos porque nuestra fábrica depende mucho de la exportación.
TM- … están muy atados a Brasil TK – Si, es una realidad. Es un mercado muy grande. Nuestra fábrica trabaja la mitad para la Argentina y la mitad para Brasil. Se puede decir que dependemos de dos mercados muy grandes, pero son dos mercados muy grandes y con oportunidades.
TM- Toma la inflación como es… ¿qué es lo más complicado? ¿La negociación salarial? TK – Somos una empresa, no hacemos política. Hay variables del negocio y hay cosas que pasan en este mercado pero no es un tema de opinión o para quejarse. El tema es cómo podemos asegurar nuestra actividad cono este conjunto de macroeconomía.
CLIO MIO TM – ¿Cómo llega el Clio Mio a la oferta? TK – Este modelo tiene un posicionamiento distinto al actual. Nos permitirá entrar en el segmento B Entry. Con un mejor posicionamiento de precios y un poco más agresivos que el Clio que conocemos en este momento. Es un segmento muy importante tanto en Argentina como Brasil por eso nos permitirá agrandar nuestra base de clientes y por eso pensamos que podemos aumentar nuestras exportaciones.
TM – Posicionado como entry ¿no temen perder posicionamiento, justamente? TK – No. Tiene las mismas características técnicas que el Clio que conocemos. Hemos hecho un esfuerzo muy grande sobre el costo de producción de este modelo. El Clio Mio tiene cuatro características muy importantes. Primero, tiene la nueva identidad de marca y que es bastante similar al Clio 4 que se presentó en Europa en la parte delantera. Segundo, la estrategia de personalización, por eso Mio. Puede ser diferente al del vecino a un costo barato y sencillo. Tercero, contará con tres años de garantía que es la primera vez a este nivel y finalmente un paquete económico atractivo por precio de venta, consumo y costo de mantenimiento. Tres puntos en los que vamos a ver un progreso respecto del Clio actual. El cliente va a tener más por menos.
ELECTRICOS TM- ¿Teniendo en cuenta que no hace política pero debe lidiar con la misma, en qué situación se encuentra el plan del auto eléctrico?

TK – El auto eléctrico es una fuerza de Renault, podría hablar dos horas porque sabéis, soy el padre del auto eléctrico de Renault. El tema es que hay iniciativas locales para que el vehículo se pueda desarrollar de manera fuerte. Hay condiciones. La primera es que haya un apoyo muy fuerte de las autoridades para empujar la venta tanto a nivel subsidio para el cliente, como para ayudar a poner tomas en las calles, etc., eso es muy fuerte. Por ejemplo, en Francia el subsidio del Gobierno es de 7.000 euros (tiene el mismo valor que el común). Estas condiciones no existen en la Argentina ni en Latinoamérica. Es un hecho, no es malo ni bueno. No digo que no lo vamos a hacer. Lo estamos pensando fuertemente. No es el tiempo para hacer cualquier anuncio. Si lo hacemos, no es para hacer volumen sino por un tema de imagen de marca que es interesante. Importar no es difícil pero es una nueva tecnología completamente nueva y nuestros talleres todavía no están preparados para mantener un auto eléctrico. Lo estamos pensamos como posibilidad pero estamos lejos de tomar una decisión.

http://www.tiempomotor.com/noticias/val/6523/koskas-con-renault-clio-mio-%E2%80%9Cel-cliente-va-a-tener-mas-por-menos.html