Concesionario Renault Clama

Concesionario Renault Clama

Category: Renault Megane III RS (page 1 of 2)

El Mégane III Sport para los amantes de los deportivos

El concesionario Clama Devoto tiene buenas noticias para los amantes de los deportivos: el Mégane III Sport. El diseño exterior e interior de esta Coupé son la expresión de su alto nivel de prestaciones y de última tecnología.

MeganeIIIRS6

Viene en tres colores:

Blanco Nacarado (QNC)

Amarillo (ENV)

Negro Nacré (GNE)

meganeIII

Diseño Exterior

El Mégane III R.S. está disponible en una sola única versión. Su diseño exterior está inspirado en  la F1 con una impronta fuertemente deportiva.

Tiene una fisonomía más actual, producto de un rediseño frontal con nuevas ópticas focales, que suman un filo blanco en sus extremidades. El protagonismo del “rombo” –más estilizado y voluminoso– domina el sector central, sumando, como todos los modelos R.S. a nivel mundial, las siglas R.S. dentro del volumen de la parrilla.

MeganeIIIRS2

  • guardabarros musculosos que contienen un nuevo diseño de llanta de 18’
  • paragolpes delantero, que además de llevar la nueva imagen de marca, integra una gran rejilla de entrada de aire y una lámina aerodinámica de tipo F1
  • la salida central del sistema de escape, el difusor y el alerón trasero acentúan el carácter deportivo del vehículo y mejoran su prestación aerodinámica.

MeganeIIIRS3

Diseño Interior

El diseño interior del Mégane III R.S. es deportivo y elegante al mismo tiempo con una armonía que conjuga el color carbono oscuro con toques deportivos clásicos de Renault Sport.

MeganeIIIRS7

A bordo del Renault Megane R.S., el conductor adopta una posición de conducción deportiva, sin perjuicio de la comodidad. Los asientos delanteros Recaro cuentan con sujeciones reforzadas y con todos los reglajes de confort: en profundidad, en altura y lumbar.

MeganeIIIRS12

El volante del Mégane III R.S. es de cuero y se ajusta en altura y en profundidad para proporcionar la máxima comodidad al conductor. Su diseño y los reposa-pulgares integrados permiten un agarre perfecto y así mantener las manos colocadas en la zona de sujeción. Al igual que en los vehículos de competición, este volante dispone de una referencia blanca en el «punto 0».

MeganeIIIRS8

Los pedales y el reposapiés de aluminio completan el ambiente deportivo del puesto de conducción.

Los materiales son de calidad, las piezas están ensambladas con cuidado y se ha prestado especial atención a los detalles, como la impronta Renault Sport que aparece en la parrilla, el portón trasero, los apoya cabezas, el fondo del cuentavueltas y la moldura del tablero.

MeganeIIIRS9

Acercate al concesionario Clama y conocé de cerca al Mégane III Sport. Estamos sobre la Av. Francisco Beiro 3071, Villa Devoto. Nuestro teléfono es el (011) 4505-8600. Para consultas también podés acceder a nuestro mail: info@clama.com.ar o FBK: Renault Clama.

Comparativa: Ford Focus 1.0 contra Renault Mégane 1.2

Ford está apostando muy fuerte por sus motores Ecoboost de gasolina como opción de reducido consumo frente a los demandados turbodiésel. Aquí el Ford Focus 1.0 de 100 CV se tiene que ver las caras con el Renault Mégane TCe de 115 CV. ¿Cuál demostrará mejor su valía?

En el concesionario de Renault Argentina se podrán encontrar todos los modelos y también autos usados para apreciar el confort y su diseño.

El Ford Focus 1.0 Ecoboost se enfrenta al Renault Mégane 1.2 TCe con el objetivo de comprobar cuál de ellos es más recomendable como alternativa real a los modelos propulsados por gasóleo. El principal punto discordante entre estos dos modelos es el motor. El Focus apuesta por un tres cilindros que le está dando muchos éxitos a la marca del óvalo y que, debido a su reducido peso, buen empuje y contenido consumo, se coloca como una alternativa verdaderamente interesante a los propulsores turbodiésel. Pero eso es pura teoría.   Lo que Ford promete es muy esperanzador.

a

Motor de Ford Focus y Renault Mégane

Lamentablemente, en esta prueba he descubierto que la realidad demuestra que no es oro todo lo que reluce… No voy a negar que es un motor que sorprende cuando lo pruebas. Pese a sus 999 cc te da mucha más sensación de empuje que su rival francés, que cuenta con 15 CV más potencia. Pero sufre en la lucha contra el crono y no es tan ahorrador como promete. Si realizas una conducción normal, aunque cuenta con Start-Stop de serie, te será difícil bajar de los 7,0 litros de media.  Por su parte, la motorización que mueve al Renault Mégane 1.2 TCe es un cuatro cilindros cuya respuesta es completamente lineal y progresiva: empuja de manera constante en todo el rango del cuentavueltas, sin sobresaltos, sin tirones y sin demasiada sensación de potencia…

Por otro lado, el Renault Mégane cuenta con algo más de hueco para la cabeza en las plazas traseras, algo que agradecerás si mides más de 1,80 (metros), pero el Ford Focus 1.0 Ecoboost le gana la partida en el espacio disponible para las piernas. Un apartado que, de manera subjetiva, incrementa notablemente la sensación de espacio. Además, el modelo del óvalo deja el suelo del maletero completamente plano al abatir los respaldos posteriores. Eso sí, como su oponente, te obliga a levantar previamente la banqueta.

Comportamiento de Ford Focus y Renault Mégane

a1

Ya en marcha, no puedo negar que el Ford Focus es el que mejores aptitudes ha mostrado sobre el asfalto, porque su suspensión no es dura ni resulta incómoda, pero, por contra, ayuda a que el Ford se sujete en las curvas como una lapa. Además, cuenta con una dirección más precisa que la de su rival.   Por su parte, el Renault Mégane 1.2 TCe es mucho más relajado. Si le aprietas en las curvas, verás que el subviraje es una consecuencia inevitable. Pero si te sientas en el compacto de Renault con espíritu de «voy a disfrutar relajadamente del viaje», comprobarás que es una maravilla, porque tiene un rodar sosegado y un tacto de dirección y cambio muy a tono con esa tendencia.

Lo que sí hay que mencionar es que, gracias a su contenido peso, Renault Mégane 1.2 TCe y Ford Focus 1.0 Ecoboost logran un fantástico resultado en la prueba de frenada, ya que se detienen en menos de 37 metros desde una velocidad de 100 km/h.  Finalmente, me gustaría valorar el diseño interior, porque ocurre justo al contrario que con el exterior. El Focus se las da de moderno por fuera y, en cambio, por dentro trata de seguir esa misma línea, pero sin llegar a conseguirlo. Me explico: tiene unos tradicionales relojes analógicos, una consola que busca ofrecer un diseño diferente, pero que acumula excesivos botones, además de una pantalla de navegador pequeña y muy alejada de la vista. En este apartado, el Renault ofrece una mejor solución: el salpicadero cuenta con líneas más sencillas y los elementos se disponen de forma lógica, lo que hace que su manejo sea más intuitivo.

http://www.autobild.es/pruebas/comparativa-ford-focus-10-contra-renault-megane-12-193668

El Renault Megane III R.S. bate su propio récord en Suzuka

Suzuka es uno de los circuitos más interesantes que transita la F1, no solo por su demandante trazado que incluye curvas como la mítica 130R, también por su rico historial con las sangrientas definiciones de los campeonatos 89 y 90 entre Senna y Prost. Previo al GP de Japón de este año, Renault se trasladó otra vez hasta esta pista para volver a batir su propio récord con su poderoso Megane III R.S.

En el concesionario de Renault Argentina se podrán encontrar todos los modelos y también autos usados para apreciar el confort y su diseño.

a

Comandado por Laurent Hurgon, piloto de ensayos de Renault Sport Technologies, el bólido del rombo logró recorrer los 5.8 km de Suzuka en un tiempo de 2’33’’328, bajando los 2’34’’282 obtenidos con el mismo modelo por el japonés Seiji Ara, ganador de las 24 horas de Le Mans en 2004.

Laurent es un piloto experimentado que tiene en su vitrina otro récord de vuelta sobre otro de los circuitos más reconocidos del mundo, el Nordschleife de Nüburgring, marca que también alcanzó sobre un Renault Megane III R.S. de 265 CV similar al que se comercializa en Argentina.

http://noticias.autocosmos.com.ar/2013/05/09/el-renault-megane-iii-rs-bate-su-propio-record-en-suzuka

Renault Sport, la división RS crecerá hasta cuatro o cinco modelos

Renault Sport, la división RS crecerá hasta cuatro o cinco modelos Patrice Ratti, que está al timón de Renault Sport, ha estado concediendo algunas entrevistas acerca del desarrollo del próximo Mégane RS. Me parece muy precipitado que ya le estén inquiriendo sobre eso, puesto que el Coupé RS llegó con sus 265 CV en el 2009 y el año pasado le lavaron la cara un poco con otra parrilla y luces diurnas LED. El coche está totalmente actualizado y preparado para la norma vigente Euro5, pero según parece, el advenimiento del Clio RS, con cambio de doble embrague EDC, está alterando los ánimos y la gente quiere saber qué va a pasar a medio plazo con la facción deportiva de los franceses. El directivo desvela pero no confirma. Lo primero es que el próximo Mégane RS no debería llegar antes de dos años, y que vistos los resultados del EDC, su cambio será exclusivamente automático de doble embrague, calcando la tendencia del grupo VAG. El motor es el que está más en tela de juicio. Lo más probable es que el 2.0 turboalimentado ceda su lugar a un 1.8, obviamente todavía más turboalimentado.

En el concesionario de Renault Argentina se podrán encontrar todos los modelos y también autos usados para apreciar el confort y su diseño.

El actual Mégane Coupé RS tiene un descuento en España que lo sitúa en 28.100 € sin aplicarle ningún opcional. Quitando descuentos, son 30.600 €, y por ahí andarán las cosas en el Mégane IV RS.

Los precios no parecen ser problema para los pura sangre de Renault, que ve su prestigio como constructor de motores de alto rendimiento subiendo por las nubes desde los dos últimos años de Formula 1. Y pese a que en términos macroeconómicos las ventas de los RS son pequeñas, a nivel de mercados localizados representan un éxito. De ahí que Patrice Ratti ya deje caer que la división crecerá.

Renault Sport, la división RS crecerá hasta cuatro o cinco modelos

¿Qué modelos?

Aquí ya entramos en el mundo del tarot. Está claro que el Mégane y el Clio estarán, y que tiene muchos números el próximo Twingo, puesto que ya se han hecho versiones RS del mismo. Pero eso suman tres modelos, y las noticias hablan de cuatro o cinco. Así que ¿cuál o cuáles serán los agraciados?

Las mentes más calenturientas ya se han lanzado a apostar por el Captur RS, pero otro portavoz de la marca ha cortado el rumor de cuajo. Con el Juke Nismo en la palestra, no es cuestión de hacer juegos bíblicos a lo Caín y Abel en Renault-Nissan. Pero ya se sabe que esto es la selva, y que hoy digo no, y mañana digo sí.

El misterio sigue ahí… De todos los coches que fabrican los del rombo, ¿a cuál se le puede aplicar la dieta RS? ¿Al Laguna o el Latitude? Porque no creo que se lancen a radicalizar monovolúmenes. A lo mejor nos pillan a calzón caído y sacan una Kangoo RS.

http://www.motorafondo.net/renault-sport-la-division-rs-crecera-hasta-cuatro-o-cinco-modelos/#more-36084

Renault Mégane RS RB7: no solo el Clio vive de Red Bull

 

© Renault

Renault ha sido capaz como pocos de ir renovando sus votos con la Fórmula 1 con el paso de los años. Hace unos meses desveló una serie especial del Clio capaz de evocar el inolvidable Williams, y ahora toca hacer lo propio con el compacto de la marca, que recibe la versión Red Bull Racing RB7.

En el concesionario de Renault Argentina se podrán encontrar todos los modelos y también autos usados para apreciar el confort y su diseño.

La serie limitada RB7, limitada a solo 30 unidades, reivindica el papel de los motores de Renault en los éxitos de la escudería Red Bull durante los últimos tres años con Sebastian Vettel y Mark Webber. El punto de partida es el Mégane RS con motor de 2,0 litros, 265 CV y 360 Nm de par máximo.
 

Los elementos específicos de esta versión Red Bull Racing RB7 incluyen embellecedores en amarillo en la parte frontal, en la trasera y en la carcasa de los retrovisores, así como un stripping de techo específico. El modelo solo estará disponible en color Negro Profundo.

Contará con chasis Cup, diferencial de deslizamiento limitado, estribos de frenos Brembo de color rojo y llantas de 19 pulgadas, así como ESP tri-función: normal, sport y desconectable y Stop&Start.

También incorpora el sistema RS Monitor, que informa permanentemente al conductor en tiempo real sobre todos los datos relativos a su nivel de prestaciones, aparte de otros equipamientos de confort y seguridad, tales como el climatizador automático, el encendido de luces automáticas o la tarjeta manos libres.

http://www.cochesafondo.com/renault-megane-rs-rb7-no-solo-el-clio-vive-de-red-bull/

Renault Megane III RS a prueba

Este año Renault se sumó al mundo GTi con este bólido de 250 CV

El mundo de los famosos hot-hatchs, hatchback picantes o simplemente GTi, esta volviendo a tomar cuerpo en Argentina. Ya tenemos el Golf GTi y Peugeot anuncia la llegada del 308 con 200 CV. Ante este panorama, Renault decidió atacar con artillería más pesada presentando el Megane III 3 puertas en variante RS. Esto quiere decir, 250 CV, chasis ultra deportivo.

Los detalles especiales se aprecian en el frontal con sección negra y labio aerodinámico que recuerda a un Fórmula 1, guardabarros ensanchados, escape central, extractor de aire en el paragolpes posterior y alerón en el techo. Rematan las llantas de 18” con imponentes mordazas de freno rojas firmadas por Brembo.

Puertas adentro se destaca el techo vidriado y detalles RS como el tacómetro con fondo amarillo, color deportivo de la marca que se repite en las costuras, como la del volante y los cinturones de seguridad.

El Megane RS que viene al país pertenece a la variante Cup, la más “purasangre” que además suma suspensión rebajada y más dura, diferencial delantero de desplazamiento limitado y el R.S. Dynamic Management, un ESP tri-modo, normal, más permisivo con el desplazamiento de las ruedas y apagado.

Acelerando en el autódromo, este 2.0L 16V con variadores de válvulas sobresale por su elasticidad, con el 80% del torque a 1.900 rpm el circuito se puede recorrer prácticamente sin bajar de 3° y casi sin llegar a utilizar la 6°, aún en la recta principal donde el velocímetro alcanzó los 180 km/h.

A la hora de frenar es impactante, estable y en menos espacio del calculado. Encara las curvas con franqueza, mínimo rolido y niveles de agarre tan altos que rara vez se desafiará sus límites. Y lo más importante es su habilidad para perdonar errores.

El nuevo Megane III RS se disfrutará prácticamente los fines de semana, ya que intuyo que su suspensión debe ser muy rígida para la vida cotidiana. Sin embargo, no está destinado a ser el auto de todos los días sino el juguete rabioso de alguien con otras ruedas para el día a día.

http://noticias.autocosmos.com.ar/2012/01/05/renault-megane-iii-rs-a-prueba

Renault Fluence

El Renault Fluence es una berlina de cuatro puertas derivada del Renault Mégane con el que comparte parte de la estructura, aspecto y materiales de recubrimiento del interior. Sin embargo, por tamaño (mide 4,62 m de longitud) se parece mucho más a un Renault Laguna, modelo que solo es 8 cm mayor.

A pesar de que el Fluence es más pequeño (por fuera) que el Laguna, tiene casi el mismo espacio para ocupantes y su maletero es de mayor capacidad. El Renault Laguna tiene materiales de recubrimiento de aspecto más refinado, más posibilidades de equipamiento y puede llevar motores más potentes.

El Renault Fluence no es barato (todos los precios). La variante menos costosa —con motor de gasolina de 110 CV— cuesta 16.115 €. Un Chevrolet Cruze y un Opel Astra Sedan son claramente más económicos y un Ford Focus Sedán es algo más caro y un Volkswagen Jetta mucho más. Un competidor muy duro para el Renault Fluence es el Škoda Octavia, que tiene un precio muy parecido, un maletero todavía mayor y tiene más espacio para los ocupantes de las plazas traseras.
Respecto a un Laguna, la diferencia de precio a favor del Fluence es sensible, pero no enorme: un Fluence Diesel de 110 CV cuesta 18.415 € mientras que el Laguna con el mismo motor cuesta 20.115 €. La diferencia se reduce si se iguala el equipamiento de los dos modelos.
Una de las cualidades más sobresalientes del Renault Fluence es su confort de marcha. Al menos con el motor Diesel de 110 CV es silencioso y tiene una suspensión blanda que aísla muy bien a los ocupantes del estado de la carretera. De hecho, me parece un poco más suave y cómodo de suspensión que un Renault Mégane normal y que un Renault Laguna.

Como suele ser normal en muchos modelos de Renault, el volante, los pedales y el cambio de marchas manual se manejan haciendo poca fuerza. Quien esté acostumbrado a coches con mandos más duros, puede que al principio encuentre los del Fluence demasiado suaves. Esta suavidad no significa que sean imprecisos o que tengan mal tacto.
Hemos probado la versión del Fluence con motor Diesel de 110 CV y nos parece que es la más adecuada para circular con carga, algo para lo que este coche está predispuesto, pues su maletero tiene 530 l de capacidad. Lo más sobresaliente es su bajo consumo. Según nuestras mediciones es uno de los coches de su tamaño que menos carburante gasta. Se puede elegir con cambio manual de seis marchas (como lo hemos probado en km77.com) o con uno automático (de doble embrague) del mismo número de relaciones, del que todavía no tenemos referencias.

Los otros motores posibles para el Renault Fluence son uno Diesel de 90 CV y dos de gasolina de 110 y 140 CV. También hay una versión eléctrica (no híbrida) del Fluence (denominada Fluence Z.E) que estará en venta en verano de 2011.

Algunos detalles de equipamiento

Todos los Fluence tienen de serie seis airbags, control de estabilidad, aire acondicionado, programador de velocidad y fijaciones Isofix en las plazas traseras para sillitas de niños.
La unidad que hemos probado, con el acabado («Dynamique»), tiene de serie unos cuantas elementos de equipamiento que están disponibles como paquetes de opciones en el más económico «Expression». Uno de ellos es «Pack Confort» que incluye dos opciones que a mi juicio hay que tener muy en cuenta: un sistema acústico de ayuda al aparcamiento, especialmente útil en este coche porque es difícil adivinar dónde termina la parte trasera de la carrocería. También incluye acceso y arranque sin llaves o «Tarjeta manos libres», según lo denomina Renault. Realmente no es una tarjeta al uso (no cabe en una cartera, pero puede llevarse en un bolsillo y no abulta), pero me gusta más que el tradicional mando a distancia que tienen muchos coches porque normalmente son más grandes, pesados y molestan más en el bolsillo. Este paquete también incluye cortinillas en las puertas traseras y en la luna.
El otro paquete es el «Pack Clima». Incluye un climatizador de dos zonas cuyo funcionamiento me ha parecido bueno pues con tiempo fresco caldea el habitáculo con rapidez y una vez que ha alcanzado una temperatura seleccionada la mantiene haciendo poco ruido y sin hacer llegar corrientes de aire a los ocupantes.
También es posible instalar en el Fluence faros de xenón. Aunque no los he probado no me parecen imprescindibles para quien no vaya a conducir mucho por la noche en vías sin iluminar porque los faros de serie alumbran suficientemente bien. En opción también puede llevar un navegador integrado en el salpicadero «Carminat TomTom», con pantalla en color de 5,8” y una cartografía que da poca calidad gráfica. Se maneja exclusivamente desde un mando a distancia que es mejor manipularlo en parado o por el acompañante porque distrae mucho mientras se conduce.
Como el Mégane Sedán, al que reemplazó, el Fluence (y Fluence Z.E) se fabrica en la factoría Oyak-Renault de Bursa (Turquía). En esta planta, también se producen el Clio Grand Tour y el Symbol (una berlina de cuatro puertas que Renault vende en países como Turquía, Rumania, Rusia, Argentina y Brasil, entre otros). El Fluence se comercializa en más de 80 países (en algunos de ellos bajo la marca Samsung y modelo SM3).
No todos los elementos de la estructura del Fluence derivan del actual Mégane; por ejemplo, la suspensión delantera tiene más parecido con la del Mégane anterior.
Precio del seguro
Hemos hecho una comparativa del precio de un seguro a todo riesgo para un Renault Fluence 1.5 dCi 110 CV y otro para un Renault Laguna con el mismo motor, ambos con el menor equipamiento posible. El tomador del seguro sería un hombre de 41 años (con 20 de antigüedad de carné) que vive en Madrid, guarda el coche en un garaje colectivo y recorre hasta 20.000 km anuales. El precio más bajo lo ofrece Balumba y es 750 €. Esta póliza tiene buena relación entre precio y calidad (7,07 puntos). El coste del precio del Renault Laguna mencionado también es 750 €, lo ofrece la misma compañía y tiene la misma calidad.

Este modelo puede apreciarse en el concesionario Renault de Argentina.

Fuente: http://www.km77.com/00/renault/fluence/2010/t01.asp

RENAULT MEGANE

Desde marzo de 2012, el Mégane que está en venta tiene algunos cambios. Estos afectan a las versiones con carrocería de tres puertas (Coupé, precios y equipamiento, incluida la versión deportiva RS), cinco puertas (Berlina, precios y equipamiento) y familiar (Sport Tourer, precios y equipamiento). De momento, el descapotable (Coupé-Cabriolet) permanece sin cambios.

Algunos detalles que distinguen el nuevo modelo son el paragolpes delantero, la luz de marcha diurna compuesta por diodos luminosos, las llantas tienen nuevo diseño, hay nuevos colores para la carrocería («Azul Majorelle» y el «Blanco Nacarado») y el techo se puede decorar con pegatinas con distintos dibujos. En el interior hay nuevas tapicerías y materiales de recubrimiento. Los cambios también afectan a las versiones «GT», «GT Line» y «Renault Sport».
Los cambios más importantes de equipamiento del Renault Mégane modelo 2012 son que puede tener una cámara trasera de ayuda al aparcamiento (de poca resolución pero de ayuda en las maniobras, imagen), ayuda al arranque en pendiente y un sistema que el fabricante denomina «Visio System». Está compuesto por un dispositivo de cambio automático de luces cortas a largas y por uno de alerta por cambio involuntario de carril. Ambos funcionan mediante la información que recibe una cámara ubicada tras el espejo retrovisor interior.
La alerta por cambio involuntario de carril es un elemento útil para evitar despistes mientras se conduce. La forma que tiene de avisar de que el coche está abandonando las líneas que delimitan el carril es un pitido configurable en intensidad (cinco niveles) y sensibilidad del aviso. Que el sistema avise pitando tiene el inconveniente de que alerta (y molesta) a todos los ocupantes, normalmente de forma innecesaria. El cambio automático de luces cortas a largas y viceversa es, como en todos los coches que he probado, mejorable. Este sistema en el Mégane tarda mucho en reaccionar, sobre todo cuando hay un vehículo delante circulando en el mismo sentido.
El habitáculo no cambia de forma sustancial respecto al anterior modelo, por lo tanto sigue vigente la información que publicamos de los modelos anteriores (salvo por pequeñas variaciones de equipamiento). Para ampliar información sobre el interior, aquí hay información del la versión de carrocería berlina, aquí del familiar (Sport Tourer) y aquí del cupé (Coupé). Tampoco cambian sus reacciones y el confort que proporciona, siendo un coche satisfactorio en ambos aspectos (impresiones de conducción del Mégane modelo 2009). Motores Las modificaciones más importantes están en los motores. Este nuevo Mégane es el primer modelo de Renault en estrenar el motor de gasolina de 1,2 l y 116 CV (de inyección directa y turbocompresor; también tiene distribución variable y bomba de aceite de capacidad variable) cuya denominación oficial es «Energy Tce 115». Una peculiaridad de este motor es que da la potencia máxima a solo 4500 rpm, algo completamente inusual el un motor de gasolina; solo recordamos uno más sorprendente en este sentido: el BMW 114i (ficha técnica), que da su potencia máxima a solo 4000 rpm.

El sistema de parada y arranque automáticos durante las detenciones que funciona adecuadamente. Es suave al arrancar el motor y suficientemente rápido.

Hemos probado un Mégane Berlina con este motor. Su funcionamiento es suave y silencioso en una utilización a ritmo normal y responde rápidamente a cada movimiento sobre el acelerador. Sin embargo, no es un motor muy bueno por su respuesta. Así, por ejemplo, no tiene el empuje del motor 1.4 TSI de 122 CV del Grupo Volkswagen, sobre todo a bajo y alto régimen. La capacidad de aceleración de, por ejemplo, un Audi A3 1.4 TSI es superior (tabla con nuestras mediciones).
Si lo comparamos con el motor tricilíndrico del Ford Focus (1.0 EcoBoost), la aceleración es similar en los dos modelos. El Ford solo tiene ventaja en el dato de recuperación desde marchas largas, ya que se beneficia de unos desarrollos menos largos, sobre todo en sexta velocidad. En el Mégane, en una conducción normal, sin buscar cambios de ritmo grandes, es frecuente tener que recurrir a la quinta o incluso a la cuarta para obtener una respuesta ágil.

El Toyota Auris híbrido (136 CV) acelera menos (en este modelo no se pueden medir recuperaciones) y un Hyundai i30 1.6 GDi (135 CV, motor atmosférico) es igual acelerando pero mucho más lento recuperando.

Renault anuncia que el Mégane (en cualquier carrocería) con este motor gasta 5,3 l/100 km en el ciclo homologado, que es un consumo muy bajo. En nuestro recorrido de consumo (que es por una autovía con fuertes pendientes buscando una media real de 120 km/h) hemos gastado 7,1 l/100 km, algo menos que el Focus y el Auris. El Audi A3 1.4 TFSI de 122 CV ha sido el mejor: es más rápido y el que menos ha gastado.

Este modelo puede apreciarse en el concesionario Renault de Argentina.

Fuente:http://www.km77.com/00/renault/megane/2012/renault-megane-precio.asp

Continental crea un prototipo del Renault Mégane eléctrico

El fabricante de componentes alemán Continental ha fabricado un prototipo eléctrico sobre la base de un Renault Mégane de cinco puertas. Para crear este Renault Mégane eléctrico ha utilizado 40 productos de su catálogo.

Por ahora no está previsto un Renault Mégane eléctrico; para eso han creado el Renault Fluence Z.E. Sin embargo, el fabricante alemán de componentes para el automóvil Contienental, famoso por sus neumáticos, ha convertido en un prototipo completamente eléctrico un Mégane cinco puertas de serie.

Desde Continental dicen que lo han conseguido utilizando solo 40 productos de su catálogo. El motor utilizado es el mismo que usa el Renault Fluence Z.E de serie, un propulsor eléctrico de excitación externa que no utiliza metales ‘extraños’ en su parte magnética, por lo que es barato de construir. Continental es actualmente el único fabricante de este tipo de motores eléctricos ‘económicos’.

Esta mecánica entrega una potencia de 94 CV y un par de 226 Nm que le permite alcanzar los 100 km/h en 11,9 segundos. No son prestaciones estratosféricas, pero tampoco es ese el objetivo de este prototipo. La pequeña batería de ión-litio de 18 Kwh va situada bajo el suelo del Renault Mégane eléctrico y proporciona una autonomía máxima de 150 km en ciudad, que debería ser su entorno habitual.

La batería puede cargarse completamente en dos horas y media gracias al cargador de 10 kWh que lleva el propio coche. Esta batería incluye sistemas de control y seguridad (por ejemplo, un sensor de golpes) y un sistema de refrigeración líquida, pero solo pesa 154 kg. Según Continental, este prototipo se ha desarrollado en un tiempo cercano a los seis meses, en los que ha dado tiempo a recorrer más de 10.000 km en pruebas.

Una de las innovaciones que han desarrollado en Continental es un acelerador especial llamado ‘AFFP’ (Accelerator Force Feedback Pedal), que varía en su dureza automáticamente según el nivel de carga de la batería. Cuanta menos carga tenga la batería, más duro estará el pedal, para así conseguir una conducción más eficiente. Este sistema es una primicia mundial que podría pasar a los eléctricos de serie.

Las extrañas llantas que puedes ver en la foto del Renault Mégane eléctrico tienen su explicación: son unas llantas especiales diseñadas por Continental para montar sus neumáticos Continental eContact que tienen un 10% menos de resistencia a la rodadura y pueden incrementar la duración de la batería en unos 10 km. Estos neumáticos vienen de serie en el Renault ZOE, aunque con unas llantas de diseño ‘normal’.

En el concesionario Renault puede apreciarse el confort del Megane III RS y el Megane III, dos modelos de Renault que estan rompiendo todas las expectativas de venta.

Fuente: http://www.autobild.es/noticias/continental-crea-prototipo-renault-megane-electrico-186970

El Renault Mégane RS de 265 CV se Viste de Fórmula 1

La marca del rombo ha realizado un ejercicio de estilo sobre el nuevo Mégane RS de 265 CV vistiéndolo con la decoración de los cuatro equipos presentes en el mundial de Fórmula 1 propulsados por motores Renault en una original iniciativa que pretende transmitir el saber hacer y la tecnología de alta competición que se aplica en los vehículos de serie.

Los motores Renault son toda una referencia en el mundial de Fórmula 1, donde están presentes desde hace 34 años en los que han conseguido un total de 10 títulos mundiales, incluyendo los de Red Bull Racing en las dos últimas temporadas.

Esta temporada, cuatro escuderías están equipadas con propulsores de la marca francesa. Son en concreto Lotus, Red Bull Racing, Williams y Caterham. Con los colores de cada una de ellas se han pintado las cuatro unidades del nuevo Mégane RS 265 CV de las que se puede disfrutar en esta interesante galería fotográfica.

Fuente: http://www.renault.net.ar/el-renault-megane-rs-de-265-cv-se-viste-de-formula-1/

Older posts